Folklore

Las manifestaciones de este Estado son muy variadas y ricas en colorido y tradición. Usualmente son de carácter religioso y su origen se remonta a la época colonial.

El Tamunangue: festival autóctono del Estado Lara y una de las manifestaciones folklóricas más rica tanto en expresiones musicales como coreográficas. También es conocido con los nombres de Son de Negros, Banda de Negros, Pangué o Baile de Negros.
La celebración del Tamunangue gira en torno gira en torno a la devoción de San Antonio de Padua, cuya festividad tiene lugar el 13 de Junio en las poblaciones de El Tocuyo, Curarigua, Sanare y otras del Estado.
Se compone de una serie de piezas diferentes como son la Batalla, La Vega, el Poco a Poco, Galerón, Seis Figuerado, etc.; todas las piezas son bailables. Los hombres visten con pantalón y franela blanca, pañuelo atado al cuello (usualmente de color rojo), alpargatas y sombrero de cogollo. Las mujeres usan falda larga floreada, blusa blanca escotada de tiras bordadas y alpargatas. El conjunto lo integran un cuatro, un cinco llamado también "quinto" o "lira", uno o dos tiples, maracas y un tambor tipo curnaco. El día 12 se da inicio a la celebración con el velorio.
A la medianoche rompe el tamunangue y se bailan los distintos sones antes mencionados que integran esta manifestación. El objetivo del mismo es pagar promesas al Santo, la cual se realiza en la casa donde se halla concedido el favor.
 

El Baile de Las Turas: Esta celebración de indudable ascendencia indígena, se realiza en la actualidad los días 23 y 24 de septiembre en algunas poblaciones del norte del Estado. A través de este rito, el hombre rinde agradecimiento a la naturaleza por los beneficios obtenidos, los cuales se expresan en la abundante cosecha obtenida durante el año. Es por ello, que en cierto momento de la celebración, los participantes acuden a un lugar llamado "árbol de la basura", para deshojar las mazorcas de maíz y la caña de azúcar, las cuales se arrojan al pie del árbol para luego recogerlas y usarlas como semilla protectora de la siembra futura.
Los instrumentos musicales que se usan en el baile de Las Turas son aerófobos construidos con tallo de bambú y cráneos de venado. Estos instrumentos reciben el nombre de Turas (flautas de carrizo) y cachos (cráneos de venado). Estos son acompañados por las maracas, instrumentos de innegable carácter mágico dentro de la celebración.